jueves, 3 de septiembre de 2009

Filled Under:

La vuelta al cole...

18:00



... y entonces llega septiembre y te obliga a reordenar todas tus actividades (lúdicas y laborales) para volver a repetir el mismo esquema que el año anterior. El tiempo ayuda, no hace ni frío ni calor (cero grados), ni llueve ni deja de llover, ni se va el verano ni llega el otoño, ni reaparece el trabajo de golpe ni te acuestas sin nada que hacer al día siguiente... en fin, un período de adaptación a lo que será la vida durante más o menos los próximos 9 o 10 meses (con sus altis y sus bajos): del trabajo al bar, del bar al gimnasio, del gimnasio a cama, y así un día tras otro hasta el fin de semana, que implica/obliga salir de copas el viernes, ver el fútbol el sábado y luego salir de copas y agobiarte o trabajar el domingo pensando en una mañana de lunes que da escalofríos.


A todo esto ayudan los programas de radio y televisión. Internet de momento no. Y esperemos que nunca ayude a esta rutina (nunca lo hará). Empieza septiembre y comienzan los programas habituales que te recuerdan que estás, aunque no lo hagas en ese momento, trabajando, en jornada diaria de muchas horas trabajando. Me pasó ayer con La Brújula de Onda Cero. Tras un verano más bien flojo, con pseudo programas deportivos y/o musicales, reaparece Carlos Alsina en mi vida diaria. La brújula de la economía, ahora de 21 a 22, me recordará diariamente que a esas horas estoy yendo en coche para casa o a un bar, para luego irme a casa y que vengo de trabajar. En verano a esas horas nunca estás en un coche, como mucho en un atasco, descalzo, con una camiseta vieja, con la música a tope y la sesera vacía de contenidos. En la tele empiezan los grandes programas: operación triunfo, gran hermano, mira quien baila... y las series de moda: doctor mateo, física o química, los serrano... eso significa que empieza el curso y que es para que te jodas si no te gusta la tele no la veas. Ellos lo ponen durante el curso porque en esa época la gente con tal de olvidarse del curro que no le gusta o de los estudios que nunca quisieron hacer se comen cualquier truño. En verano no tendrían audiencia, está claro. Y mientras, yo sigo chapándome los capítulos hiperrepetidos de los simpsons, hoy sin ir más lejos, dos grandes lecciones:


- Papá, sabes qué día es hoy?, mmm no sé, el equinocio de verano???

- Bart!!! Qué semblante más maquiavélico. Vaya! Un sexteto cervecil!


y a por ello voy, llevo 3 horas currando (a las que sumaremos las de la mañana) y ya sólo faltan 3 para cumplir la profecía. Aleluya!

La diferencia con el año anterior? Que esta vez no llevan alcohol... debe ser la crisis de los 30...

1 comentarios:

Gracias por dejar tu comentario ;)